En muchos artículos hacemos referencia a los tipos de suelo idóneo para cada cultivo en particular. Hoy vamos a tratar de forma general los tipos de suelos para jardinería y campos deportivos.

¿Qué es el suelo cultivable según la RAE?

Es el conjunto de materias orgánicas e inorgánicas (residuos de animales y plantas, rocas, agua y aire) de la superficie terrestre, capaz de sostener vida vegetal.

Textura del suelo

Los componentes del suelo son una mezcla de tres elementos básicos: Arcilla, Limo y Arena.

La textura es la proporción que tiene de cada uno de estos componentes:

  • Facilitando su trabajo.
  • Favoreciendo la retención del agua.
  • Permitiendo la circulación del aire.
  • Valorando la velocidad con qué el agua puede atravesar el suelo.

Para poder analizar la composición del suelo se debe cribar una muestra y eliminar todos los elementos de más de 2 mm. Así nos quedarán los tres elementos anteriores de arcilla, limo y arena en las distintas proporciones que dan lugar según USDA (United States Department of Agriculture) a la pirámide que los clasifica.

Tipos de terreno en general- Composición del suelo
Composición según USDA

Cómo se puede observar, las clasificaciones varían según el porcentaje de limo, arcilla y arena.

Técnica del tipo de suelo en seco

Hay muchas técnicas para saber qué tipo de suelo tenemos, y por supuesto se puede llevar a un laboratorio que nos indique su composición.

Pero para hacernos una idea podemos hacer una prueba en seco con el único dispositivo de una criba con agujeros de 2 milímetros para eliminar las arenas gordas y otros elementos sólidos.Textura del sueloTextura del suelo

Tipo de suelo según el agua que retienen

Cuando aplicamos riego a un jardín o campo deportivo, lo mejor para optimizar agua es el riego por goteo o aspersores, entonces en el entorno de la planta se genera un bulbo húmedo que adopta distintas formas según el tipo de suelo.

BULBOS HÚMEDOS SEGÚN TIPO DE SUELO

Esto influye por tanto en la absorción del sistema radicular. A medida que las raíces son más cortas y necesitan más agua, el suele debe ser más arcilloso. Sin embargo si las raíces son más profundas y no necesita mucha humedad, el suelo debe ser más arenoso.

Atendiendo a la retención del agua podemos encontrar suelos:

  • Secos: si son totalmente arenosos, el suelo es muy poco fértil porque no retiene el agua, se considera de textura muy ligera.
  • Encharcados: los arcillosos se consideran pesados y compactos y retendrán mucha agua y nutrientes.
  • Húmedos: el tipo intermedio que serían los francos, retienen el agua pero sin encharcar. Son de textura media y son los más idóneos para la mayoría de las plantas.

Otras propiedades físicas del suelo

  • Estructura: la forma en la que están ordenadas las partículas sólidas. Influye en lo fácil o difícil qué es de cultivar.
  • Porosidad: pequeños espacios por donde entra el agua y el aire.
  • Color: oscuro si tienen mucha materia orgánica y más claros si son más rocosos.
  • Permeabilidad: indica con qué facilidad se mueve el agua y el aire en el suelo.
  • Profundidad: se mide por el alcance de las raíces y la localización de nutrientes y agua.
  • Drenaje: la facilidad con que se produce la escorrentía, especialmente después de la lluvia.

pH: acidez o alcalinidad

Dentro ya de las propiedades químicas, el pH es el conjunto de iones de hidrógeno que hay en el suelo y puede ser  ácido o alcalino.

  • Se mide entre 0 y 14.
  • Cuánto más bajo se considera ácido y más alto alcalino.
  • Lo ideal es que oscile entre 5,5 y 7.
  • El agua si es neutra tiene pH=7.
  • Cuánto más áridas son, más alto es el pH.
  • Los suelos ácidos perjudican las cosechas.
  • Influye directamente en la absorción de las plantas.

Salinidad

El conjunto de sales minerales que tiene en disolución. Si la concentración es muy alta perjudica la absorción del sistema radicular y el terreno se vuelve menos productivo.

Dependiendo del tipo de suelo, el pH, la salinidad, el clima, horas de frío, heladas tardías, etc., debemos seleccionar nuestras plantas o césped.

Otras propiedades químicas

  • La fertilidad de suelo: cantidad de macronutrientes y micronutrientes que tiene e su composición.
  • MOS: materia orgánica del suelo formada por residuos de plantas y animales.
  • COS: carbono orgánico del suelo, parte del ciclo natural del carbono a través del suelo.

Plantae analiza la composición de los terrenos de sus clientes

Una de nuestras prioridades antes de instalar sensores de humedad, conductividad y temperatura es analizar el tipo de terreno que nos encontramos. Para ello seguimos los pasos siguientes:

  • Se manda una muestra al laboratorio para valorar en que punto de la pirámide nos encontramos.
  • Medimos el pH y la conductividad para valorar la cantidad de sales y cantidad de materia orgánica oxidable.
  • Se analizan los macronutrientes como nitrógeno, fósforo y potasio.
  • También los micronutrientes, fundamentalmente el nitrógeno.
  • Valoramos si el terreo es ligero o pesado.

Estas mediciones indican la forma que va a tener el bulbo húmedo entorno a la planta y valoramos la medida de los sensores, adaptando las medidas de las varillas al sistema radicular y a la posible profundidad del suelo.

Los nutrientes idóneos según la FAO